Buscar

Forrest Gump al control remoto, probablemente políticamente incorrecto. Gente seria, abstenerse.

Esta va a ser la primera entrada en el blog que no tiene absolutamente nada que ver con la música, y quien sabe si la última. Se refiere a una curiosa superstición o más bien a una serie de coincidencias sumamente extrañas que me han ocurrido. Nunca tuve supersticiones particulares en cuanto a tocar en público, aparte de pensar que si uno estudia, probablemente va a tocar mejor que si no estudia, lo que puede muy bien ser también una superstición, pero de algo hay que agarrarse. Para no tenerlos más en vilo (ilusiones que uno se hace) paso a contarles. Y, como de costumbre, no estoy inventando nada, la fantasía no es mi fuerte. En un tiempo, me divertía llegando a un país y encendiendo en el

Los ruiseñores, Boulez y santa compañía

En “Le Chant du Rossignol” de Stravinsky, si recuerdo bien, hay alguien que construye un ruiseñor mecánico, y el Emperador de China lo oye y queda fascinado. Después, el Emperador cae gravemente enfermo, y cuando oye al verdadero ruiseñor de carne y hueso, nada menos que le salva la vida. Estuve oyendo estos días el último concierto de Boulez con la Filarmónica de Berlín, donde hizo justamente “Le Chant du Rossignol”, la obra que (oída por radio) lo decidió a dedicarse a la música. Así que no es trivial la cosa. Uno no puede menos de preguntarse si Stravinsky (o Andersen) no estaba siendo profético. El ruiseñor mecánico, fascinante como es, tiene algo de repelente de tan perfecto que es. ¿No

© 2023 por Artista de Música Clásica. Creado con Wix.com

  • w-facebook
  • Twitter Clean
  • w-youtube